obra


Canalizando

El proceso de curación se produjo al integrar imágenes de un Ser Femenino fuerte, poderoso, compasivo, un Ser que crea el universo, que se crea a sí Misma, pariendo nueva vida, y conteniéndola toda al mismo tiempo. Para mi, éste fue el factor más significativo en la restauración de los valores femeninos, la dignidad, el poder interno. El ver lo femenino como imago dei, la imagen de lo Divino, revelada ahora a través de la mujer, como había sido revelada durante todos estos siglos a través del hombre. Fue el retorno de mi legado femenino.

Sue Monk. El baile de la hija disidente.